Beneficios de la Nutricosmética para tu piel en verano 

El estilo de vida saludable, la alimentación sana y equilibrada o actualmente más conocida como healthy food, el deporte y en definitiva el cuidado de la salud y la belleza, son una preocupación real día a día y un motivo de consulta en nuestras farmacias. Por eso, es importante conocer qué nutrientes son los imprescindibles para nuestra piel y conocer los nutricosméticos que debemos aconsejar durante los meses de verano. Ya que, la oferta en nutricosmética es enorme y los pacientes buscan asesoramiento personalizado por parte de su farmacéutico. Así como, el tratamiento dermofarmacéutico complementario, más adecuado en cada caso.

Como sabemos, la piel es un órgano muy extenso y cumple importantes funciones de defensa, termorregulación, protección frente a agresiones externas (físicas, químicas y microbiológicas), entre otras. Por eso, debe estar sana para que su metabolismo sea el correcto y pueda desarrollar estas funciones. Y los nutrientes imprescindibles para la piel, no son los mismos que para otros órganos. Por lo que los meses de verano, en los que la piel sufre una mayor agresión/oxidación (por estar más destapada y por tanto más expuesta a estas agresiones) necesita un aporte extra de estos nutrientes, ya sea en la alimentación, como suplementando estas carencias que en ocasiones podamos tener, con un complemento alimenticio específico y adecuado. De esta manera, estaremos contribuyendo a su buen funcionamiento, contrarrestando el daño oxidativo causado por la radiación UV solar, por la polución, por el estrés diario, por el humo y por muchos factores a los que nuestra piel cada día se enfrenta y de los que nos protege.

La nutricosmética y la dermofarmacia son totalmente complementarias y sin duda, potencian y mejoran la eficacia de resultados si las combinamos de forma correcta y según las necesidades de cada persona, según su tipo de piel, hábitos cotidianos, exposición solar, o exposición a la contaminación ambiental (que no sólo sucede al aire libre y en ciudades contaminadas, sino también en lugares de trabajo cerrados, como pueden ser hospitales o grandes edificios).

Además, nuestra piel está viva y cambia, por lo que a partir de los 30 años comienza a sintetizar menos colágeno y elastina y comienza disminuir la microcirculación.  Por tanto, el aporte de nutrientes es aún más importante, para favorecer su metabolismo, también la síntesis de glucosaminoglucanos y proteínas necesarias el mantenimiento de la integridad de la piel y conseguir así un aspecto más saludable.

¿Qué nutrientes son imprescindibles para la piel?

  • Agua: nutriente imprescindible en el mantenimiento y la integridad de la piel es el agua, para mantener el balance hídrico.
  • Macronutrientes: proteínas (colágeno y elastina), aminoácidos, glúcidos (Ácido hialurónico y glucosaminoglicanos), ácidos grasos esenciales (omega-3-6).
  • Micronutrientes y antioxidantes: vitaminas hidrosolubles (vitamina B2, B3, B5, B6, B8, vitamina C…), vitaminas liposolubles (vitamina A, vitamina E…), minerales (Se, Ni, Mg, Mn, Cu…).
  • Ingredientes funcionales que ejercen funciones antioxidantes fundamentalmente: Ácido alfa-lipoico, Coenzima Q10, derivados del té, de la uva, de la granada, etc…

¿Qué beneficios tendrá la nutricosmética en nuestra piel? 

  • Contrarrestar el envejecimiento inducido por el estrés oxidativo.
  • Favorecer la hidratación cutánea óptima, porque nos ayudan a beber más agua al consumirlos.
  • Aportar nutrientes esenciales imprescindibles que no consumimos en dosis diaria 
recomendada y no sintetiza nuestro organismo.
  • Favorecer la síntesis de glucosaminoglicanos y péptidos para aumentar su hidratación, 
elasticidad, densidad y firmeza.

Debemos informar a los pacientes, cuando recomendemos cualquier nutricosmétcio, de:

  1. El proceso de envejecimiento cutáneo es continuo, por lo que no debemos aconsejar un nutricosmético como un tratamiento puntual. Igual que no lo hacemos con un cosmético.
  2. Los resultados con el mejor nutricosmético no van a ser inmediatos, comenzarán a verse al mes de tratamiento y los máximos resultados a los 6 meses.

Por lo que debemos ser constantes y utilizar cada época del año los más adecuados: 

* En verano, nos decantaremos por complementos alimenticios que aporten vitaminas, minerales y sobre todo antioxidantes. 

* Los meses de invierno, podemos incorporar nutricosméticos que ayuden a mejorar la densidad de la dermis(colágeno, ácido hialurónico), a hidratar la piel (ácidos grasos esenciales), o a fortalecer el cabello y las uñas en caso de tenerlos debilitados.

Origen: Beneficios de la Nutricosmética para tu piel en verano | Espacio de cosmética farmacéutica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *