Trasplante folicular para mujeres

Posiblemente, el hecho de ser mujer y observar día a día el gran impacto psicológico que nos puede producir la caída del cabello ha fomentado mi interés personal por los avances tanto en tratamientos médicos como quirúrgicos para hacer más fácil la recuperación tanto física como psicológica de estas pacientes.

Cuando la caída del cabello se da en mujeres y se prolonga durante más de seis meses se considera enfermedad. Dentro de estos términos globales, existen diferentes patologías: unas, en las que es posible la recuperación de la densidad de cabello realizando tratamientos médicos adecuados y complementándolos con las terapias oportunas.

En otras patologías, sin embargo, la recuperación mediante procedimientos médicos es complicada, lenta e incluso en algunos casos imposible.

En estos casos los tratamientos suelen ir encaminados al mantenimiento de la cantidad de pelo existente en las mejores condiciones posibles, pero sin posibilidad aparente de aumentar la densidad del cabello.

Pérdida de densidad

El no poder garantizar a las pacientes la recuperación de la densidad de sus cabellos, sólo con tratamientos médicos, me ha hecho año tras año de profesión, dedicar mi labor profesional a lo que siempre me ha inquietado desde que inicié mi labor en la unidad de alopecia, y esto es, sin duda alguna la mejora en el aspecto físico de la paciente que padece una enfermedad de cuero cabelludo y que puede conseguirse empleando la técnica quirúrgica denominada F.U.E.

La mayor pérdida de densidad la producen básicamente dos enfermedades: la alopecia androgenética femenina y el denominado síndrome del cuero cabelludo rojo.

En ambas, el vacío que deja la enfermedad genera, en la mayoría de los casos, inseguridad a la paciente que la padece y complejos psicológicos difíciles de abordar.

La técnica de trasplante folicular F.U.E. consiste en redistribuir el pelo del paciente de las zonas en las que hay una mayor densidad visible a otras que han quedado prácticamente despobladas como consecuencia de una enfermedad, trauma, cicatriz, etcétera…

Esta técnica, requiere de un rasurado casi total del cuero cabelludo para hacer posible la extracción de los folículos. Evidentemente es un punto en desventaja para las mujeres, por lo que tras una enorme labor siempre pensando en ellas, nos hemos especializado en la realización de la técnica F.U.E. sin rasurado, de lo que también se han visto beneficiados los hombres que se someten a esta cirugía.

El NO rasurado hace que la incorporación social y laboral se apresure y que el impacto psicológico para las mujeres se minimice al máximo.

Además de esta modificación también incorporamos a la técnica quirúrgica la denominada Bioestimulación capilar con Plasma Rico en Plaquetas (PRP), que aumenta la viabilidad de los folículos y la recuperación tanto de la zona donante como de la injertada con mayor rapidez.

El resumen de nuestra técnica sería la aplicación de un F.U.E. sin cicatriz, sin rasurado y con PRP. Sin duda, modificaciones que han aumentado el número de mujeres que se someten a la intervención sin que el postoperatorio ocasione un gran impacto psicológico y social para las pacientes.

Técnica especializada

Debo insistir en el hecho de que esta técnica ha sido especializada con el paso de los años para beneficio de las mujeres, aunque no debemos olvidar la multitud de pacientes varones que anualmente se someten a esta cirugía, y que por supuesto, también se ven beneficiados de los avances y modificaciones de la técnica convencional.

Desde el Centro Dermatológico Estético, y en la Unidad de Cirugía de cuero cabelludo FUE, un amplio equipo de profesionales vela cada día por el bienestar y la mejora en la calidad asistencial de nuestros pacientes, porque como siempre, la excelencia en nuestra labor hace felices a todos aquellos que depositan su confianza en nosotros.

Origen: Trasplante folicular para mujeres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *