México: En diciembre quemaduras aumentan hasta 40% 

De acuerdo a información de la Secretaría de Salud, durante la temporada navideña los accidentes relacionados con quemaduras aumentan 40 por ciento; sobre todo por adornos navideños en mal estado, juegos pirotécnicos, aparatos eléctricos o uso inadecuado de velas y veladoras.

Por otro lado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), asegura que diciembre es el mes que más registra casos de quemaduras por cuetes. “La cifra se incrementa en un 300% y los principales afectados son niños entre 5 y 14 años”.

De acuerdo con la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México (Sedesa), sus hospitales especializados en la atención de quemaduras, reciben al año entre 900 y mil pacientes, pero en estas fechas los casos incrementan hasta 30% por la quema de pirotecnia que deja resultados graves como la pérdida de oído, manos y dedos por las fuertes explosiones.

¿Cómo tratarlas?

Ante este panorama, El doctor Henry Schiller, experto en  traumatismos, cuidados intensivos y cirugía general comparte información para tratar quemaduras en casa o evaluar la atención inmediata en un lugar especializado.

“El nivel de cuidado que una quemadura necesita depende de cuán extenso sea el daño sufrido por los tejidos…Las menores generalmente pueden tratarse en casa, sin necesidad de ver a un profesional de la salud”.

Entre las consideradas menores, están las de primer y segundo grado cuyo diámetro no debe superar los 5 centímetros. Cualquier tipo de quemadura que involucre un área mayor debe ser evaluada de inmediato y en un entorno médico. De igual manera, es necesario que un especialista examine las heridas que muestren signos de infección, tales como supuración, más dolor, enrojecimiento e hinchazón”.

El especialista de Mayo Clinic explicó que la quemadura de primer grado solamente abarca la capa externa de la piel (epidermis), y sus signos y síntomas incluyen piel enrojecida, la cual puede estar ligeramente hinchada o dolorosa al roce. La de segundo grado involucra a la capa externa y a la inmediatamente inferior (dermis); sus signos y síntomas son dolor, hinchazón, piel de color rojo intenso, ampollas y una apariencia de mancha.

“En este tipo de quemaduras menores, todo lo que generalmente se requiere son cuidados caseros oportunos”, tales como dejar correr agua potable al tiempo (no fría) sobre la quemadura durante el tiempo suficiente para reducir el dolor, el cual suele ser de 10 a 15 minutos. También se puede sumergir en agua la región quemada o aplicar compresas mojadas sobre ella. No debe utilizarse hielo directamente porque puede dañar más los tejidos.

Secar la zona con un paño limpio y envolverlo suavemente con un apósito estéril. No aplicar ungüentos ni mantequilla sobre la quemadura porque pueden retener el calor en la piel y causar más daños, aparte de aumentar el riesgo de infección. En caso necesario, tomar analgésicos de venta libre para aliviar el dolor.

Si la herida fue ocasionada por una sustancia química, asegurarse de retirarla, igual que cualquier prenda de vestir o joya que haya entrado en contacto con ella. De ser posible, usar guantes para evitar quemarse en otra parte o afectar a otra persona.

No reventar las ampollas, si es que se forman. En caso de que se explote sin querer, lavar la zona con agua y jabón, aplicar un ungüento antibiótico y cubrirlo con un apósito. Acudir al médico si aparecen ampollas grandes, o si la herida no cicatriza.

Las quemaduras requieren atención urgente cuando cubren un área mayor del cuerpo o abarcan gran parte de las manos, cara, pies, genitales, glúteos, ojos, boca o una articulación grande. Las de segundo grado que superan los 5 cm, las producidas por contacto eléctrico o aquellas más graves de tercer grado en las que la piel se levanta, luce carbonizada o tiene una apariencia blanca y seca, deben ser evaluadas de inmediato por un médico.

En México las distintas instituciones de salud pueden dar atención primaria, para atención especializada, una de las opciones de atención es el Centro Nacional de Investigación y Atención al Paciente Quemado (CENIAQ), que atiende a pacientes quemados de toda la República Mexicana sin importar edad, género o condición social; de cualquier tipo (escaldadura, fuego, por contacto, por electricidad, por químicos), así como sus secuelas.

Su admisión es a través de previa coordinación de traslado por medio del médico tratante.

Source: México: En diciembre quemaduras aumentan hasta 40% | Cluster Salud | AméricaEconomía

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *